Psicología del Yo

 
 

Recomendanos

 

 

GRAFOLOGÍA PARA EL AUTOCONOCIMIENTO

 

   

 

"DIME COMO ESCRIBES Y TE DIRÉ QUIEN ERES"

 

 

"Quien mira hacia afuera sueña

quien mira hacia adentro despierta"

C. G. Jung

Cuando decidimos un día emprender el camino del conocimiento y la transformación interior nos damos cuenta de la variedad de recursos posibles para ello: ya el sólo hecho de respirar puede resultar una llave que nos abra la puerta a nuestro ser, por ejemplo, si es que estamos atentos a lo que nos sucede cuando lo hacemos.

El primer paso, entonces, es la autoconciencia, el darnos cuenta, para después considerar qué haremos con aquello de lo que ahora somos concientes: si lo aceptamos, lo dejamos pasar o queremos modificarlo. Para esto es fundamental la auto observación, y la grafología puede resultar una valiosa herramienta al momento de querer saber más de nosotros mismos.

Es que en cada trazo está reflejado nuestro modo de pensar, nuestras emociones y sentimientos manifiestos u ocultos, nuestros potenciales y talentos desarrollados o latentes, nuestro modo de actuar y de conectarnos con el mundo y con nosotros mismos, e incluso aquellos aspectos aún no resueltos o que es necesario sanar.

Nuestras letras, firmas, dibujos, e incluso aquellos garabatos distraídos que realizamos mientras conversamos con alguien por teléfono o estamos en una clase que nos resulta aburrida, son reveladores y dejan impresa nuestra huella personal. Por lo tanto, en el acto de escribir, no sólo nos comunicamos lo consciente, sino, además, aquello inconsciente, porque nuestras manos son extensiones corticales.

Para conocer una personalidad a través de su escritura es necesario observar el movimiento del trazo en el espacio gráfico, en el cual cada zona representa un área diferente de nuestra personalidad.

Clickee AQUÍ para ver el programa

 

SALIR

 
 

psicologiadelyo.com.ar ® 1993 - Todos los derechos reservados